ALDO PIGNANELLI - BUENOS AIRES ECONOMICO

“Las retenciones cumplen un objetivo social y fiscal”

El ex presidente del Banco Central cree que la Argentina crecerá al 7% en 2010, resalta el canje de deuda y defiende la solidez del modelo
Publicado el 11/07/2010 en Agro-conflicto
Por LUIS AUTALÁN


Conforme con el resultado final del canje realizado por la deuda externa, destacando acciones efectivas desde 2003 a la fecha, entre las cuales realzó el concepto de inversión social por sobre la concepción de gasto, Aldo Rubén Pignanelli también alertó sobre la necesidad de hacer foco en los aumentos de precios con medidas concretas. En diálogo con Buenos Aires Económico el economista, ex presidente del Banco Central, se refirió también al 82% móvil en las jubilaciones y a la necesidad de "leer" correctamente la cuestión de las retenciones a la exportación agrícola, antes de cualquier opinión o modificación. A comienzos de este año, pronostió un crecimiento saludable de la economía Argentina, en 7 puntos y aseguró que el tiempo le brinda hoy la razón: "En algún momento fuimos también responsables de este modelo económico que demostró su fortaleza. Si bien en varios aspectos soy crítico de este gobierno, hay cosas que están bien y vale señalarlas. En cuanto a lo macro Argentina tiene un buen año, se aprecia un crecimiento de casi el 7%. Recuerdo que a fines del 2009 consideré que ése iba a ser el porcentaje y algunos integrantes del Gobierno no me creyeron. Hay razones sólidas del crecimiento, se basa en la mayor producción de soja, en la actividad automotriz, en la mejor producción de acero crudo, pero también en haber mantenido el consumo, que sigue muy firme. Este año está prácticamente cerrado con ese crecimiento del 7% y una buena reestructuración de la deuda externa.
-¿Lo conformó el canje? Claro, me parece que el ministro Boudou (Amado) se equivocó en la forma de comunicarlo. El canje terminó siendo exitoso, el 70% es una buena adhesión. Todos deben entender que hay 4 o 5 mil millones de dólares que jamás van a entrar en canje porque están en manos de los fondos buitres, a los cuales lo único que les interesa es la acción legal y cobrar en el largo plazo.
Eso tiene una buena y una mala noticia, lo positivo es que la deuda la van a terminar de pagar nuestros tataranietos y la mala es que habrá que pagar finalmente? -¿Sobre otras señales de alerta, qué nos puede comentar? El problema más serio es la subba de precios, admitido por todos y con el agravante de que las cifras del INDEC no son creíbles, entonces no hay un punto de referencia.
Entonces todos se cubren por las dudas, los trabajadores para reclamar aumentos de salarios, los empresarios por las dudas.
-¿Y cuánto tiene de psicosomático ese fenómeno? Si usted de se refiere a las expectativas, creo que dentro de una inflación de 30 puntos, el 10% se pueden atribuir a esas expectativas.
Otro inconveniente es la inversión, que lamentablemente, no es la que nuestro país necesita para sustentar el crecimiento que logramos este año.
Es cierto que en 2010 la inversión mejoró un 10 o un 12% en relación a 2009, el año pasado tuvo una fuga de capitales que continuó hasta la mitad de 2010. Tengo la impresión de que algo va a cambiar y mejorar. Pero no es menos cierto que las empresas argentinas no encuentran vías para la financiación, no sólo para la inversión sino también para renovar su deuda, para el capital de trabajo. Virtualmente el crédito hoy no existe en el país.
-¿Aunque incluso los sectores críticos al Gobierno, digan que los bancos están repletos de dinero? Ese dinero es fruto de una liquidez de corto plazo. Se trata de depósitos a la vista, cajas de ahorro y cuentas corrientes, y es dinero que no se puede prestar, cuyo volumen es superior a los plazos fijos, sumas que si se podrían disponer para préstamos. El problema del ahorro y la inversión en la Argentina no está solucionado.
-¿Cómo vislumbra usted una mejora? Diría que este modelo, del cual soy un fuerte defensor, que se implementó en 2002, confirmado después por Néstor Kirchner, ahora fortalecido por Cristina en algunos aspectos, agotó su empuje inicial, es decir necesita un "service"...
-¿Enfriamiento? No, un "service" como lo requiere todo buen auto, pero no se trata de enfriar la economía.
Sucede que la inflación enfría le economía en el corto plazo, por eso en el corto plazo me parece que conviene atacar a la inflación.
De qué manera? Con acuerdos sectoriales para frenar los aumentos de precios, una política monetaria acorde a eso, con mayor ahorro e inversión. Son varias medidas , que incluyen plantear no una reducción, sí una reasignación del gasto público.
Analizar la cuestión de los subsidios, que hasta el momento dieron excelentes resultados, pero parecen haber caído en un pozo, donde cada vez se requieren más, transporte automotor, trenes, energía, gas etc. No digo que haya que eliminarlos, sino repasar en que se está utilizando ese dinero, cuya cifra para este año alcanza los 60 mil millones de pesos. Entonces se podrá buscar una mayor inserción de la Argentina en el mundo financiero que permitirá el ingreso y no la fuga de capitales, será la única manera de crecer, mejorando el empleo y en el largo plazo.
-¿Qué conclusiones tiene usted sobre el debate álgido por el 82% móvil? Desde que tengo uso de razón, es una bandera que levanta la gran mayoría. Para eso hoy hay varios inconvenientes, la cantidad de gente que percibe jubilaciones llega a 6 millones, la población económicamente activa suma 15 millones, donde 9 millones hacen aportes genuinos.
La relación es que por cada un activo y medio hay un pasivo. La relación normal sería de 3 a 1.
Es justo analizar que el Gobierno incorporó en los últimos dos años a 2.200.000 jubilados, personas que no podían aportar y recibieron una jubilación. No estoy en contra de esa medida, que en realidad es un subsidio, volvamos al tema, vale replantear los subsidios: los 2.200.000 jubilados que cobran, representan hoy 20.000 millones, por otro lado el Gobierno está gastando hoy en otros subsidios, transportes, energía, gas, etc. 60.000 millones de pesos. Quizás habría que analizar en profundidad la conveniencia de gastar 40.000 en transportes, gas y otros, mientras que los otros 20.000 millones destinarlos a los nuevos jubilados, liberando de esta manera a la ANSES de realizar ese pago. Lo mismo vale para los 8.000 millones que se destinan, a una excelente idea como la Asignación Universal por Hijo. La cual vale mejorar, pero que es interesante mejorar y no cargarla a la ANSES, ya que entonces el subsidio a los nuevos jubilados y la asignación universal los terminan pagando los jubilados y eso no es justo.
Creo que en grandes números, se podría pagar el 82% móvil en una primera etapa, digamos los próximos 5 años, a las jubilaciones mínimas, si se reasignan las partidas correspondientes. Tal vez así nos encaminaríamos hacia una solución que vale la pena encontrar, debemos encontrarla.
-Cambiemos de tema, Ricardo Echegaray el titular de la AFIP, dijo que no era conveniente 'tocar' las retenciones porque podría colapsar el sistema fiscal? Es verdad. Hoy el ingreso por las retenciones significa un monto de 25.000 millones de pesos por año. Si alguien me dice cómo lo reemplazamos por otro ingreso, que lo saquen. También es justo decir que las retenciones cumplen un objetivo fiscal, pero otro social: bajar el precio de los alimentos.
Nuestro país es un exportador de alimentos y si los alimentos los tienen que pagar a razón de 4 pesos el dólar, tendríamos alimentos más caros. Con lo cual con el tema de las retenciones conviene ser tan prudente como en el caso del 82% móvil. Tal vez con el tiempo que en el caso de algunos producto, no hablamos de la soja por supuesto, sería conveniente quitarlas.
Hay que analizar en detalle, por ejemplo en el caso del aceite de soja se paga la retención del 35%, podría buscarse una alternativa, por ejemplo de que un 5% sea a cuenta de ganancias.
Lo importante, más allá de retirar o no las retenciones, es demostrar una voluntad en el mediano plazo de mejorar la rentabilidad del sector.
-Habló del dólar a 4 pesos, ¿qué observa en el tipo de cambio? Ya comienza a presentar algún atraso. Sucede que es muy difícil analizar el valor justo del dólar hoy, ya que ingresas tantos dólares por la exportación de soja, autos y acero que al Gobierno le está costando mantener esta paridad, digamos una paridad al revés, para que la cotización del dólar no baje. Lo cierto es que el ajuste de salarios entre otros factores, hacen que la Argentina hoy no sea tan competitiva. Tenemos problemas para exportar a Brasil y a países limítrofes, porque hay sectores industriales que están importando insumos en lugar de producirlos.
Pero de aquí a fin de año no van a existir grandes sorpresas con el dólar, como también creo que el Gobierno va a intentar, de a poco, llevarlo a una paridad de un 10% más de lo que cotiza hoy.


Noticia publicada el 11/07/2010 a las 13:19
Última modificación: 11/07/2010 a las 13:19


Comentarios

No hay comentarios para este artículo










Escuchanos Ahora










A la venta

Cuadros al óleo

Son cuadros con paisajes de la Argentina y otros motivos. Están a la venta.
Te invitamos a sumarte a nuestra iniciativa.

Campaña "Empuñemos el Rosario": Leche para los chicos

Un vaso de leche diario para los Niños de Corrientes.
Iniciamos a mitad de año

Curso anual de maquillaje profesional

info@victoriafierro.com.ar
Organiza Nextfuel Argentina.

Curso de Producción de Biodiesel a Distancia.

http://biodiesel.com.ar/3525/curso-de-produccion-de-biodiesel-a-distancia

Desarrollo: Lava Web Solutions Signeo