Los 10 pasos a seguir con Bolillera

“Los 10 Mandamientos” para el manejo y control de bolillera sobre una soja en estadios tempranos

Observar los brotes terminales de soja. Un ligero plegado de los mismos indica presencia de pequeñas larvas de “bolillera” (H. gelotopoeon) en ellos.
Publicado el 19/12/2016 en Informes técnicos
Por Primicias Rurales



[ 1 ]
 
 
 
 
 
 
 
  
 
1-  Observar los brotes terminales de soja. Un ligero plegado de los mismos indica presencia de pequeñas larvas de “bolillera” (H. gelotopoeon) en ellos. Un plegado del folíolo por la nervadura central del envés, es indicador de larvas de esta especie recién nacidas. En cambio, cuando los folíolos están formando un cerrado capullo, estaría indicando la acción de una larva del microlepidóptero conocido como “barrenador de los brotes” (E. aporema).  
 
 
 
2-  Abrir brotes plegados y verificar la presencia de larvas. Tomar 10 plantas al azar (no contiguas) en 4 zonas del lote, y determinar el % de plantas con larvas.
 
 
 
3-  Detectar presencia, o no, de huevos. Se ven a simple vista. Son blanquecinos, individuales y en brotes terminales de las plantas de soja. Con la ayuda de una lupa se distinguirán las estrías longitudinales características de los huevos de bolillera.
 
 
 
4-  Si hay camada de huevos no apurarse a tomar decisiones de control.  Siempre que no haya cortes de brotes y tallitos tiernos producidos por presencia de orugas en desarrollo. Los tratamientos sobre huevos recién colocados es probable que requieran otra aplicación a los 8-15 días, debido a una nueva tanda de larvas producto de la eclosión de los mismos.
 
 
 
5-   El control de larvas de bolillera no expuestas (ubicadas dentro de los folíolos) deberá basarse en el uso de insecticidas que tengan acción translaminar, o bien sistémica. 
 
 
 
6-  Si la soja está muy chica (V2-3), tener en cuenta que, independientemente del insecticida seleccionado, la residualidad será exigua, o al menos menor a la esperada.
 
 
 
7-   Si la soja tiene un desarrollo mayor, posterior a V3, conviene usar insecticidas de largo poder residual y protectores de la fauna benéfica.  Existen alternativas que además de cumplir con lo antedicho son muy eficientes en el control de bolillera y, a su vez, corresponden a productos de muy baja toxicidad, banda verde.
 
 
 
8-   Hacer tratamientos con gotas chicas y protegidas. Los tratamientos contra bolillera tienen que caracterizarse por la buena aplicación del insecticida. En aplicaciones terrestres ello significa: “gotas chicas y protegidas”, mediante agregado de adyuvantes que permitan lograr buena cobertura así como minimizar evaporación de las gotas (productos con función antievaporante y tensioactivo).
 
Las gotas chicas, posibilitarán una mejor penetración o llegada del insecticida “al interior” de la masa vegetal (dentro de la canopia; es decir, buena llegada de gotas en la parte media e inferior de las plantas). Esto es básico y fundamental para lograr una mejor eficiencia en el control de bolillera, y la mayor deposición del producto activo en el vegetal que potenciará la residualidad del insecticida.
 
 
 
9-   Tener en cuenta los 8 pasos anteriores
 
 
 
10-   ¿Cómo dijo? 
          Que quiere lograr un buen manejo de bolillera, en un solo paso. ¡Sí o sí!
 
 
Bueno, bueno… está bien, si insiste con ello entonces tendría que considerar: 
¡el paso 9! 
 
 
Bioecología de la "Isoca Bolillera"  H. gelotopoeon 
 
 
 
            En la región pampeana este lepidóptero puede presentar entre 3 y 5 generaciones anuales. La primera generación se desarrolla fundamentalmente en arveja, garbanzo, vicia, alfalfa u otras hospederas (donde primero se instaló), y posteriormente en el cultivo de soja, donde también transcurren las siguientes generaciones antes de empupar para pasar el invierno.
 
 Huevos: la importancia de su detección
 
 
 
            Los adultos depositan sus huevos en forma aislada con preferencia en los pequeños brotes terminales del cultivo de soja. Los huevos son de color blanco perlado, globosos y ligeramente achatados con estrías longitudinales que van de polo a polo. Su tamaño es de 0,5 a cerca de 1 mm, visibles a simple vista. Las estrías, como nervaduras salientes, se pueden apreciar con la ayuda de una lupa de mano.
 
 
 
Huevos de H. gelotopoeon
 
 
 
 
 
            Resulta de suma conveniencia detectar la presencia de huevos en los brotes de soja, a fin de ayudar a la toma de decisiones para el control. Ante la presencia de larvas dentro de los brotes y, al mismo tiempo, una detección significativa o frecuente de huevos, tratar de demorar la aplicación química lo que sea factible, a fin de no tener que repetir el tratamiento pocos días después, una vez producida la eclosión de los mismos.
 
 
 
 
 
Desarrollo larval
 
 
 
            Finalizado el período de huevos de 7 a 10 días, nacen las pequeñas larvitas de bolillera de 1 mm de longitud y color oscuro. Mientras la larva de bolillera sea pequeña, dos primeros estadios,  permanecerá en el interior de los folíolos de soja y luego, algo más crecidas, sale de su interior. En el interior de los folíolos, las pequeñas larvitas se encontrarán protegidas dentro de los mismos, a los que pliega con tela sin terminar de cerrarlo desde el momento de su nacimiento. Este aspecto de los folíolos afectados por bolillera (plegados a la mitad) se diferencia del capullo más apretado que realiza el barrenador de los brotes Epinotia aporema. A pesar del aspecto muy diferente que presentan los brotes atacados por una y otra especie plaga, estos daños suelen ser confundidos por los productores.
 
 
 
            Las larvas de bolillera presentan 5 estadios, y al final de su período larval alcanzan un tamaño entre 35 y 45 mm, el cual se desarrolla entre 15 y 25 días según temperaturas reinantes, empupa en suelo y completa su ciclo en alrededor de 40-45 días.
 
 
 
            El color de las larvas pequeñas es pardo-grisáceo oscuro, y en cambio las larvas más desarrolladas presentan una coloración general que varía según el tipo de alimento que estén consumiendo. En todos los casos el cuerpo presenta dos franjas anchas blanco-amarillentas en sus costados, aunque esta no es una característica determinante.
 
 
 
            
 
                                            Larvas desarrolladas de Isoca bolillera
 
 
 
             Las características más salientes que permiten identificar fácilmente a esta especie de lepidóptero en su estado larval a partir de un mediano desarrollo, son las de presentar segmentos abdominales bien marcados, encontrándose en éstos pequeñas verrugas con pelos cortos, no densos, pero gruesos y bien visibles. Por estas verrugas en la base de los pelos, el cuerpo de la larva tiene un aspecto general rugoso, así como el grosor de su cuerpo le da una apariencia robusta. El último segmento abdominal termina en ángulo, es decir en un plano inclinado.
 
Primicias Rurales
Fuente: Servicio Técnico - INTA Pergamino          

Noticia publicada el 19/12/2016 a las 08:55
Última modificación: 19/12/2016 a las 08:55


Comentarios

No hay comentarios para este artículo








Escuchanos Ahora










Reserve su cabalgata: cabalgatasrurales@hotmail.com - English-Spanish

CABALGATAS RURALES - RURAL RIDING

Magdalena a 100 km de Buenos Aires - Argentina - Un Día de Campo - Paisaje - Aventura - Paz - Comidas - Traslados
Te invitamos a sumarte a nuestra iniciativa.

Campaña "Empuñemos el Rosario": Leche para los chicos

Un vaso de leche diario para los Niños de Corrientes.
Iniciamos a mitad de año

Curso anual de maquillaje profesional

info@victoriafierro.com.ar
Variedad Gigante del Atlántico.

Semillas de zapallo gigante

Se consiguen en Cabañas Las Marías. Colazo. Córdoba. Ce. 03532.15679897
Organiza Nextfuel Argentina.

Curso de Producción de Biodiesel a Distancia.

http://biodiesel.com.ar/3525/curso-de-produccion-de-biodiesel-a-distancia

Desarrollo: Lava Web Solutions Signeo