El consumo de carne está consolidado y en crecimiento pero muchos compradores no dudan en pasarse del "súper" a la carnicería o de la ésta a las ofertas de los supermercados.

El argentino es muy fiel a la carne bovina pero "no se casa" con el vendedor

Un estudio del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), publicado en la revista Carne Argentina de octubre, demuestra que ni los carniceros ni los supermercadistas "tienen la vaca atada"
Publicado el 31/10/2017 en Ganadería
Por Primicias Rurales



[ 1 ]

  

 Buenos Aires, 31 octubre (PR/17) -- Un estudio del Instituto de 

Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), publicado en la 

revista Carne Argentina de octubre, demuestra que ni los carniceros ni 
los supermercadistas "tienen la vaca atada". 
   El consumo de carne está consolidado y en crecimiento pero 
muchos compradores no dudan en pasarse del "súper" a la carnicería 
o de la ésta a las ofertas de los supermercados. 
   Otros siguen comprando a través del mismo canal pero en puntos 
de venta más baratos: En el último mes, la carne –que se mantiene 
por debajo de la inflación- subió más en los supermercados y en los 
barrios de nivel socioeconómico más alto.
   El presidente del IPCVA, Ulises Forte explicó que "el promedio 
histórico de compra de carne vacuna según punto de venta es 
aproximadamente un 70% en carnicerías y un 30% en 
supermercados", 
   "Pero así como sabemos que cuando hay un peso más en el bolsillo, 
los argentinos compramos más carne, también estamos viendo con 
nuestros nuevos estudios de mercado que más de la mitad de los 
consumidores abandonan la fidelidad a los puntos de venta si el bolsillo 
‘está flaco’ y buscan alternativas más económicas", agregó.
   De acuerdo con el "Monitor de Estudio de Mercado" que realiza el 
Instituto (un estudio de 1.000 casos mensuales on line), si bien un 
36% de los encuestados asegura que ante el aumento de precios 
sigue comprando de la misma manera, un 23% sostiene que ahora 
compra más en carnicerías y menos en supermercados. 
   En tanto, un 10,3% asegura lo contrario (de la carnicería pasó a 
buscar las ofertas de los "súper"), un 20,1% cambió su carnicería de 
siempre por otra más barata, y un 9,6% elige otro supermercado más 
económico al que compraba antes.
   La evolución de precios del último año demuestra que en líneas 
generales, en Capital Federal y Gran Buenos Aires, las carnicerías 
presentaron precios más bajos, en promedio, que los supermercados, 
con una diferencia de entre ocho pesos (agosto 2016) y cinco pesos 
(septiembre 2017) por kilo promedio de carne. 
   Algo similar se registra en otras plazas medidas por el IPCVA, como 
Córdoba, mientras que en Rosario se puede observar una paridad de 
precios entre ambos canales de venta.
    Según el informe de precios minoristas que elabora mensualmente 
el Área de Estadística y Economía del IPCVA, en septiembre de 2017 
los precios de la carne vacuna –que aumentaron en promedio un 2% - 
tuvieron una significativa variación positiva, del +3,9%, en los puntos 
de venta que atienden en barrios del nivel socioeconómico más alto. 
   En tanto, en los puntos de venta de nivel socioeconómico medio, los 
precios mostraron alzas más moderadas, del +2,0%, y en los de nivel 
socioeconómico bajo la suba fue mucho más leve, de un +1,6%.
   "Esto quiere decir, hablando en criollo, que nadie tiene la 'vaca 
atada'", agregó Forte.
   Según Forte, "en el último año la carne vacuna subió un 15% 
mientras que la inflación general fue del 22 %".
   Asimismo, si se toman las variaciones de precios de las distintas 
carnes, la vacuna aumentó en el último mes un 2% mientras que el 
precio del pollo fresco subió un +6,9% y el pechito de cerdo un +2,6%.
   Si bajase la inflación, un 45,3% de los encuestados asegura que 
Compraría mayor cantidad de carne y otro 41,1% que se mantendría 
en un mismo nivel de compras: Es decir que el 86% de los 
compradores habituales traccionarían más la demanda interna.
   El 56,7% de los encuestados asegura que es "muy probable" o 
"bastante probable" que crezca el consumo de carne vacuna en los 
próximos meses.
   "Este estudio nos demuestra varias cosas: por un lado que el 
mercado interno está consolidado y en crecimiento. Por otro, que 
podemos integrar cada vez mejor la media res entre el consumo 
doméstico y las exportaciones", consignó Forte. 
   Agregó que "como siempre decimos, si crecemos en productividad y 
en exportaciones vamos a poder ubicar los cortes más finos en la 
Unión Europea, el cuarto delantero en Israel y Chile, los cogotes, 
garrones y brazuelos en China, y nos van a quedar disponibles para el 
mercado interno, a precios más que adecuados, el asado, la tapa, el 
matambre y la cuadrada, que son los cortes más apreciados por los 
argentinos".
 
Primicias Rurales
NA

Noticia publicada el 30/10/2017 a las 21:29
Última modificación: 30/10/2017 a las 21:48


Comentarios

No hay comentarios para este artículo










Escuchanos Ahora










A la venta

Cuadros al óleo

Son cuadros con paisajes de la Argentina y otros motivos. Están a la venta.
Te invitamos a sumarte a nuestra iniciativa.

Campaña "Empuñemos el Rosario": Leche para los chicos

Un vaso de leche diario para los Niños de Corrientes.
Iniciamos a mitad de año

Curso anual de maquillaje profesional

info@victoriafierro.com.ar
Organiza Nextfuel Argentina.

Curso de Producción de Biodiesel a Distancia.

http://biodiesel.com.ar/3525/curso-de-produccion-de-biodiesel-a-distancia

Desarrollo: Lava Web Solutions Signeo