Los especialistas explicaron que genera a sectores "ganancias extraordinarias" derivadas de permisos discrecionales otorgados por un puñado de funcionarios.

Al campo le queda apenas el 11,4% de la renta agrícola

En el reporte, los economistas destacaron que "con excepción de la sequía de 2008-09, es la más alta desde la imposición de los derechos de exportación en 2002".
Publicado el 17/03/2015 en Columnas
Por Primicias Rurales



[ 1 ]

  Buenos Aires, 15 marzo (Especial de NA, por Matilde Fierro) -- 

El cese de comercialización agropecuario de 72 horas impulsado por 
tres entidades de las cuatro que integran la Mesa de Enlace 
finalizó con el dato de que al campo le queda una renta agrícola 
de 11,4%, dado que el resto (88,6%) se lo lleva el Estado. 
   Las mediciones fueron difundidas por la Fundación Agropecuaria 
para el desarrollo de la Argentina (FADA) y en el informe se 
consideró que durante 2014 creció la participación del Estado en 
la renta agrícola ya que en marzo de aquel año era de 75% y en la 
actualidad es del 88,6 por ciento. 
   En el reporte, los economistas destacaron que "con excepción de 
la sequía de 2008-09, es la más alta desde la imposición de los 
derechos de exportación en 2002". 
   Consideraron que maíz y trigo superan ampliamente este 
porcentaje promedio y que la rotación de cultivos, el empleo y la 
producción agrícola en sí misma se encuentran en riesgo.
   David Miazzo, economista y coordinador de investigación de la 
Fundación, analizó ante NA que el 88,6% es el "número del 
termómetro del campo y el malestar que tienen los productores 
agropecuarios". 
   Evaluó que "en este sentido la renta es un poco una de las 
motivaciones del paro del campo", que llevó a que no hubiera 
prácticamente ingresos de animales para la venta en el Mercado de 
Liniers durante la medida de fuerza. 
   "Este 88,6% tiene atrás una situación de muy baja rentabilidad 
incluso en los cultivos de trigo y maíz, con lo que se podría 
decir que cualquier productor que esté sembrando estos dos 
cereales sólo lo hace por una cuestión de cuidar la tierra". 
   Para entender lo grave de estas afirmaciones hay que considerar 
que renta agrícola es la diferencia entre lo que vale la 
producción de una hectárea promedio en la Argentina y los costos 
en que se incurren para producir en esa porción.  
   En tanto, la participación del Estado es la sumatoria de los 
impuestos nacionales, provinciales y el costo de intervención como 
porcentaje de esa renta. 
   Entonces el 11,4% que queda de esa renta de 100% sin el 88,6% 
de participación del Estado a su vez se divide entre el dueño de 
la tierra y el que la produce. 
   "También con números tan altos de participación del Estado de 
la renta lo que además se hace es quitar incentivo a la producción 
con consecuencias directas en el ingreso de divisas al país, en 
general por exportaciones, y en la creación de empleo a lo largo 
de las cadenas alimentarias", indicó Miazzo a NA. 
   Por otro lado recomendó como "necesario y urgente la aplicación 
de medidas: la eliminación de los derechos de exportación a todos 
los productores agroalimentarios, con excepción de la soja que 
puede ser una reducción gradual en cinco o siete años y la 
eliminación de todas las intervenciones de los mercados tales como 
los ROEs". 
   Los economistas de FADA sostienen que "gran parte de las 
producciones agrícolas están dejando de ser sustentables 
desde el punto de vista económico". 
   Se suma en el último año la caída de los precios de los 
principales commodities agrícolas que produce Argentina en torno a 
un 25% en dólares. 
   Esto en el contexto de una pérdida sistemática de 
competitividad a lo largo de los últimos 10 por una inflación que 
va por encima de la devaluación. 
   Señalaron que en el último año hubo una devaluación del 12% 
contra costos que han crecido entre el 25 y el 30%, problemática 
que no es exclusiva del sector agrícola pampeano, sino que afecta 
a todo el sector de bienes transables del país, con las economías 
regionales como las principales afectadas. 
   Añadieron que "el caso del trigo es el ejemplo perfecto de cómo 
una política como ésta termina generando efectos contrarios a los 
buscados". 
   Los especialistas explicaron que genera a sectores "ganancias 
extraordinarias" derivadas de permisos discrecionales otorgados 
por un puñado de funcionarios. 
   A una diferencia de 14 dólares por tonelada en maíz y 66 en 
trigo (entre lo que se paga a los productores y el precio que 
queda de la exportación luego de retenciones y otros gastos) y a 
20 millones de toneladas de maíz exportadas y 6 millones de trigo, 
genera hoy una ganancia potencial para los exportadores de 5.500 
millones de pesos sólo en esta campaña 2014-2015
































Primicias Rurales

































Noticia publicada el 15/03/2015 a las 11:44
Última modificación: 17/03/2015 a las 17:36


Comentarios

No hay comentarios para este artículo







Escuchanos Ahora










A la venta

Cuadros al óleo

Son cuadros con paisajes de la Argentina y otros motivos. Están a la venta.
Te invitamos a sumarte a nuestra iniciativa.

Campaña "Empuñemos el Rosario": Leche para los chicos

Un vaso de leche diario para los Niños de Corrientes.
Iniciamos a mitad de año

Curso anual de maquillaje profesional

info@victoriafierro.com.ar
Organiza Nextfuel Argentina.

Curso de Producción de Biodiesel a Distancia.

http://biodiesel.com.ar/3525/curso-de-produccion-de-biodiesel-a-distancia

Desarrollo: Lava Web Solutions Signeo