Colectar tantos años de datos sin alterar la locación agrega un valor científico incalculable a los datos agrometeorológicos”, explica Hugo Conti del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar.

El INTA, pionero en agrometeorología

El organismo cumplió 60 años de toma ininterrumpida de datos en sus unidades de todo el país. Un trabajo en red junto al Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y universidades nacionales de todo el país.
Publicado el 02/12/2011 en Actualidad
Por



[ 1 ]

Juan Luis Guerra canta un estribillo muy pegadizo: “Ojalá que llueva café en el campo”. Salvo este pronóstico, improbable por cierto, hace 60 años que el INTA Castelar trabaja en la toma de datos agrometeorológicos.

“La continuidad y permanencia en un mismo lugar es de mucha importancia. Colectar tantos años de datos sin alterar la locación agrega un valor científico incalculable a los datos agrometeorológicos”, explica Hugo Conti del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar.

La línea de tiempo comienza en 1950 cuando el Servicio Meteorológico Nacional (SMN)  crea un observatorio en Castelar que comienza a funcionar en enero de 1951. Ya en 1962 es transferido al INTA y esta actividad pasa a ser fundamental para el instituto.

Con la creación del programa nacional de agrometeorología, se integraron más de 40 experimentales a la red de estaciones que en la actualidad “recolectan información para el análisis de la evolución de las condiciones climáticas”, indicó Cayetano Abbate, especialista del Instituto.

Entre las actividades diarias que se realizan en el observatorio se encuentran: la medición de la temperatura del aire –a distintas alturas– y del suelo, la precipitación –pluviómetro y pluviógrafo– datos que sirven para el cálculo de necesidades de agua de los cultivos, presión atmosférica –barómetro y barógrafo– y también se determinan las velocidades de los vientos –anemógrafo y anemocinemógrafo–.

“Estos instrumentos aportan información fundamental para la toma de decisiones”, señaló Pablo Mercuri, director de Clima y Agua. De esta manera, la caracterización agroclimática de aptitud para diferentes cultivos, los sistemas de alarma de heladas, enfermedades, plagas y malezas, así como pronósticos sobre rendimientos y cosechas, están basados en estos datos.

Estación automática: orgullo nacional

La evolución de la tecnología más la necesidad de fortalecer la red agrometeorológica impulsaron el desarrollo de Nimbus THP: la primera estación automática lograda mediante un convenio entre el INTA yla Universidad TecnológicaNacional (UTN).

La Nimbuses termo-higro-pluviométrica (THP), es decir que se compone de un pluviómetro, higrómetro y termómetros de máxima, mínima y para el suelo. “La estación es una herramienta que nos permitió automatizar la toma de datos con respaldo científico, flexible y rápido”, precisó Rafael Rodríguez, especialista en toma de datos automáticos.

En todo el país se instalaron 150 estaciones ubicadas estratégicamente en sitios de interés local y regional. Cada módulo se comunica vía internet cada 10 minutos a un sistema servidor de base de datos. “El próximo paso es la incorporación de unidades para la transmisión de datos vía celular”, adelantó Rodríguez.

Primicias Rurales

Fuente: INTAinforma


Noticia publicada el 02/12/2011 a las 09:16
Última modificación: 02/12/2011 a las 09:16


Comentarios

No hay comentarios para este artículo







Escuchanos Ahora










A la venta

Cuadros al óleo

Son cuadros con paisajes de la Argentina y otros motivos. Están a la venta.
Te invitamos a sumarte a nuestra iniciativa.

Campaña "Empuñemos el Rosario": Leche para los chicos

Un vaso de leche diario para los Niños de Corrientes.
Iniciamos a mitad de año

Curso anual de maquillaje profesional

info@victoriafierro.com.ar
Organiza Nextfuel Argentina.

Curso de Producción de Biodiesel a Distancia.

http://biodiesel.com.ar/3525/curso-de-produccion-de-biodiesel-a-distancia

Desarrollo: Lava Web Solutions Signeo