Por Gabriel Russo*

Programa de rabia del Senasa, el combate al vampiro

La rabia paralítica o paresiante es una enfermedad de denuncia obligatoria, epidémica, regional, focal y cíclica con recurrencia irregular causada por el virus rábico que transmite el vampiro común Desmodus rotundus.
Publicado el 19/03/2017 en Columnas
Por Primicias Rurales



[ 1 ]

 

   Buenos Aires, 18 marzo (Especial para NA por Gabriel Russo*) --
La rabia paralítica o paresiante es una enfermedad de denuncia 
obligatoria, epidémica, regional, focal y cíclica con recurrencia 
irregular causada por el virus rábico que transmite el vampiro 
común Desmodus rotundus. 
   El virus afecta principalmente a los bovinos, a los equinos, 
con menor frecuencia a otras especies domesticas, al hombre y a 
algunos animales silvestres. 
   Es una zoonosis: puede ser trasmitida de los animales al 
hombre.
   En la Argentina está presente en forma endémica en un área 
ubicada al norte del paralelo 31°, latitud sur y al este del 
meridiano 66°, longitud oeste, que abarca las provincias de 
Misiones, Corrientes, Chaco, Santiago del Estero y Formosa, y 
parte de Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, Córdoba y Santa Fe, 
además de un área libre, ubicada al sur del mencionado paralelo y 
al oeste del citado meridiano, que abarca el resto del país.
   La cadena epidemiológica comienza cuando una comunidad de 
vampiros sanos se contagia de rabia por mordeduras de un vampiro 
de otra colonia, que incubando la enfermedad elimina virus rábico 
por saliva.
   En el ganado doméstico no existe transmisión horizontal del 
virus rábico, debido a que éste no agrede ni se defiende mordiendo 
y que se infecta porque es la principal fuente de alimentación del 
vampiro, comportándose epidemiológicamente como un eslabón final.
   Los brotes de rabia paresiante perduran no más de 18 meses con 
períodos interepidémicos, sin la enfermedad, de por los menos 3 o 
4 años.
   En tanto, los vampiros viven en colonias. Estas buscan refugio 
generalmente en cuevas o troncos huecos de árboles grandes, casas 
abandonadas, galpones, pozos de agua o alcantarillas. Se reconocen 
estos lugares por la materia fecal rojiza y muy maloliente.
   Los primeros síntomas observados en los animales afectados son 
inquietud, falta de apetito, tendencia a aislarse y frecuentes 
vocalizaciones con un tono de voz diferente al habitual. 
   Luego se observa depresión, deshidratación con dificultad 
postural y ambulatoria y, finalmente, la muerte.
   Es importante tener presente que la rabia es una enfermedad de 
denuncia obligatoria, por lo que los productores deben concurrir 
de inmediato a la oficina del Servicio Nacional de Sanidad y 
Calidad Agroalimentaria (Senasa) más próxima a reportar cualquier 
irregularidad al respecto y denunciar los posibles refugios de 
vampiros.
   El veterinario, por su parte, tanto oficial como privado, debe 
realizar la toma de muestra para su diagnóstico de laboratorio sin 
delegar a terceros.
   Se recomienda evitar el contacto con animales muertos o con 
sintomatología compatible con la rabia y dar aviso inmediato a la 
oficina del Senasa más cercana, a fin de intervenir 
preventivamente y analizar cada situación.
   Además, toda aquella persona que haya estado en contacto con un 
animal positivo deberá concurrir al centro de salud más cercano, 
para ser evaluado por un médico.
   Todos estos aspectos llevan al Senasa a intensificar acciones 
de vigilancia epidemiológica, prevención, control y cuarentena 
tras las sospechas y confirmación de brotes de rabia que ocurren 
cada año en localidades del norte del país.
    En lo que va de este año, se confirmaron brotes en enero y 
febrero a través de exámenes de laboratorio y causaron, hasta el 
momento, la muerte de un total de 29 animales de la especie bovina 
y equina.
   Tal como marca el protocolo, una vez confirmados los casos, los 
veterinarios del Senasa interdictaron los establecimientos 
agropecuarios y los comprendidos en un radio de 10 kilómetros a 
fin de evitar que animales enfermos o que estén incubando rabia 
entren en contacto con personas, tanto en prácticas de manejo como 
en la faena y consumo de los mismos.
   El combate al vampiro es realizado por el Senasa y siempre por 
personal altamente capacitado.
 
(*) Médico Veterinario del Senasa 

Noticia publicada el 19/03/2017 a las 12:52
Última modificación: 19/03/2017 a las 12:52


Comentarios

No hay comentarios para este artículo








Escuchanos Ahora










Reserve su cabalgata: cabalgatasrurales@hotmail.com - English-Spanish

CABALGATAS RURALES - RURAL RIDING

Magdalena a 100 km de Buenos Aires - Argentina - Un Día de Campo - Paisaje - Aventura - Paz - Comidas - Traslados
Te invitamos a sumarte a nuestra iniciativa.

Campaña "Empuñemos el Rosario": Leche para los chicos

Un vaso de leche diario para los Niños de Corrientes.
Iniciamos a mitad de año

Curso anual de maquillaje profesional

info@victoriafierro.com.ar
Variedad Gigante del Atlántico.

Semillas de zapallo gigante

Se consiguen en Cabañas Las Marías. Colazo. Córdoba. Ce. 03532.15679897
Organiza Nextfuel Argentina.

Curso de Producción de Biodiesel a Distancia.

http://biodiesel.com.ar/3525/curso-de-produccion-de-biodiesel-a-distancia

Desarrollo: Lava Web Solutions Signeo